FEMCA lamenta la falta de acuerdo en el SERCLA

Falta de acuerdo en el SERCLA

FEMCA lamenta la falta de acuerdo en el SERCLA

FEMCA lamenta la falta de acuerdo en el SERCLA 768 480 FEMCA (Cádiz)
05/11/2021

Ha sido imposible el acuerdo para desconvocar la huelga que los sindicatos tienen prevista en el sector de la industria del metal de la provincia de Cádiz.

Por parte de FMECA, a pesar de lo que se traslada desde otras fuentes, “nosotros hemos puesto todo lo que teníamos capacidad de poner encima de la mesa, trasladando la voluntad de negociar de manera leal, incluso en momentos en los que esa negociación además significaría reactivar un convenio que no existe, porque no está vigente desde el 22 de septiembre de este año, lo reactivaríamos para que tuviéramos unas reglas del juego claras”.

Lamentamos que en el discurso de los sindicatos se mantengan afirmaciones como que pretendemos eliminar pagas extras, que fue una posición que se mantuvo al principio de la negociación, pero que ya estaba totalmente superada y que no se había vuelto a abordar, lo mismo que se mantiene con respecto a las horas extraordinarias. Creemos que como es algo muy gráfico de explicar lo mantienen en su discurso que llega rápido y se entiende, aun cuando ya nosotros habíamos desestimado esa posición. Eso estaba superado por más que aparezca en las octavillas y se use de argumento.

La voluntad de FEMCA es de negociar en un marco en el que partamos de una base de negociación en la que ninguna parte le imponga a la otra temas que tratar de manera obligatoria.

FEMCA nunca se levantó de la mesa, ha sido reconocido en el órgano de mediación, y se ha mantenido esperando a ser convocado para ser informados de las distintas posiciones que los sindicatos iban adoptando pero parece que se necesita la huelga para algún objetivo que se desconoce.

En resumen, mantenemos nuestro más firme rechazo a la huelga que llega en un momento en el que hay que remar para que venga carga de trabajo, podamos volver a índice de ocupación que teníamos en otros momentos, hacer el sector competitivo y ser un ejemplo de la modernización de las relaciones laborales, pero este no es el camino.